Con una espléndida arquitectura barroca, el Centro Histórico de la Ciudad de Durango es un recorrido obligatorio para los visitantes. Museos, galerías de arte, boutiques, cafés e increíbles edificios enmarcan este lugar.

Desde la Presidencia Municipal, el Palacio de Escárzaga y la Catedral, que curiosamente es el cuarto edificio que se construyó y data de mediados del siglo XVIII, el Centro Histórico, con sus 145 manzanas, es todo un deleite si lo que se busca es observar la convivencia de diversas arquitecturas en un solo lugar. Considerado como el octavo Centro Histórico más grande y bello del país, cuenta con cerca de mil edificios y hermosas obras de arte a cada lado del camino.