Es toda una aventura ir descubriendo los atractivos de Cosalá, a unos 30 kilómetros de la capital sinaloense. Es un Pueblo Mágico en donde se puede visitar una vieja mina, manantiales cristalinos, cascadas y otros muchos atractivos. Hace un par de milenios esta región estuvo habitada por algunas tribus indígenas, lo cual se hace patente por los petroglifos que aparecen en distintos puntos de la zona. La riqueza mineral de esta parte de Sinaloa, motivó que durante siglos, se extrajeran grandes cantidades de plata y oro. En la actualidad, este periodo minero puede ser revivido visitando la mina de mayor tamaño en el Occidente de México, la mina Guadalupe de los Reyes. Para quienes deseen practicar la natación, a solo 10 minutos se encuentra Vado Hondo, en donde pueden hallarse cascadas y arroyos, en un entorno de espesa vegetación. También es aconsejable conocer las aguas termales de San José de las Bocas y la Reserva Ecológica del Mineral de Nuestra Señora.