El Valle de Cuatro Ciénegas, ubicado en la parte central de Coahuila, cuenta con más especies endémicas que cualquier otro lugar en Norteamérica (70 especies).Considerado desde 1994 como Área Protegida Natural de Flora y Fauna, Cuatro Ciénegas es un valle perdido en el Desierto Chihuahuense que está conformado por 300 pozas de agua de hermoso azul turquesa.

Uno de los principales atractivos de este lugar, es que es un paraíso para la diversidad biológica, pues allí se encuentran especies de animales que únicamente habitan la región gracias a la mínima cantidad de fósforo que existe en el agua, a diferencia de otros lugares, y que permite que existan animales llamados “estromatolitos”. Cuatro Ciénegas es el único lugar del planeta en el que todavía sirven estos animales como alimento para los caracoles y peces de la zona; un bello retrato de la prehistoria. Los científicos consideran a este lugar como la única ventana al pasado; tanto así que la NASA ha puesto los ojos sobre esta majestuosa maravilla natural.