Hay algo atractivo para cualquier viajero en un país como México, independientemente de sus preferencias turísticas. Tanto para quienes gustan de la aventura, como para los aficionados al turismo cultural hay mucho por conocer en la nación mexicana. Vale la pena combinar algunas atracciones y destinos relacionados con una y otra faceta, ecoturismo e historia, arqueología y experiencias extremas, como parte de unas vacaciones en alguna de las entidades de la República Mexicana. Hay abundante cultura y diversión en los variados rumbos de México y para comprobarlo solo basta con acudir a esos lugares mágicos de la geografía nacional. Acerca de ello comentaremos más a fondo en las líneas siguientes.

Para los aficionados a la escalada en roca una excelente alternativa la encontrarán en Jilotepec, en el Estado de México. Uno de sus atractivos es que se encuentra a solo un par de horas de la capital del país. El lugar cuenta con las condiciones ideales para practicar la escalada, con rutas para los deportistas de los más variados niveles. El paraje en cuestión se denomina Peñas de Dexcani El Alto y es una oportunidad de aventura para no perderse.

Quienes quieran tener disponible una vasta gama de atracciones relacionadas con el ecoturismo y aventura tienen disponibles en el Caribe Mexicano parques eco-arqueológicos muy interesantes. No hay que perderse Xcaret, Xplor o Río Secreto, los cuales son una garantía de emociones y diversión a manos llenas. Para alojarse en las costas de Quintana Roo nada mejor que los formidables hoteles en Cancun.

Para los afectos al turismo cultural y la arqueología, es imperdible que acudan al estado de Campeche y que visiten Calakmul. Etimológicamente el nombre de esta ciudad quiere decir “la urbe de los montículos adyacentes”. Este sitio precolombino tuvo su momento de esplendor en los periodos Medio y Clásico Tardío. Fue un relevante centro urbano del México Antiguo y actualmente uno de los atractivos turísticos más importantes de la región.

Lo mejor de todo es que en cualquiera de los destinos turísticos más importantes del territorio nacional, ya sea que estén relacionados con la aventura o con la cultura, se encontrará una muy completa infraestructura para atender a los visitantes.  Hoteles variados y accesibles al bolsillo, restaurantes de excelente nivel y prestadores de servicios turísticos de primera categoría.