Uno de los escenarios más espectaculares de Veracruz, famoso por sus célebres brujos y curanderos, enmarcado por la sierra de San Martín, es el lago de Catemaco, el tercero más grande de todo México con una superficie cercana a los 108km2 y en cuyas aguas sobresalen varios islotes. Enormes árboles tupidos de gigantescas lianas, helechos arborescentes de varios metros de longitud, infinidad de orquídeas y todo género de plantas tropicales bordean sus riberas, haciendo del conjunto un verdadero paraíso.

Catemaco es un lugar sin igual, con un gran colorido, poseedor de un arte importante del pasado indígena de México. Catemaco, a quien el ilustre Barón de Humbolt, sabio naturalista alemán, bautizó como “La Suiza Veracruzana” cautivado por la belleza de su lago rodeado de hermosas cascadas y verdes montañas.

|

Aquí podrás visitar la Isla de los monos, lugar que ha servido desde hace varios años como campo experimental para la reproducción de macacos, bajo el cuidado de la Estación Biológica de la UNAM y que es habitada por simios que fueron traídos de Tailandia. Estos animales se la pasan nadando en estas aguas veracruzanas. También, puedes realizar un paseo por los manglares hasta Sontecomapan y Poza Reina. Te recomendamos probar los platillos típicos de la región como la carne de cerdo ahumada y los pescados fritos.

El área de Catemaco sostiene más de 40 hoteles con más de 700 cuartos, sobre todo congregados frente o cerca a la orilla de la laguna, pero solamente algunos ofrecen vistas del lago.

Como llegar:

El Lago de Catemaco está situado en el macizo volcánico de Los Tuxtlas, en el extremo sur oriental del estado de Veracruz. De la ciudad de México se llega primero al Puerto de Veracruz por la Carretera Federal 150; se sigue por la Carretera Federal 180 hasta llegar a la Ciudad de Catemaco; a 5 minutos del centro se encuentra la Laguna de Catemaco.