De acuerdo a los conocedores, la mejor carne de México puede degustarse en Sonora y en el Pueblo Mágico de Álamos se sirven cortes de res al estilo estadounidense. Platillos típicos de Sonora son: el caldo de queso, el puchero, el menudo, el estofado, el hígado encebollado y las infaltables chivichangas con queso y frijol. Por lo que se refiere a los postres, en Álamos se pueden saborear las cajetas de guayaba, las empanadas de cajeta y guayaba y la conserva de limón. Estas delicias de Álamos y muchas otras más, se pueden degustar en los mejores restaurantes de este Pueblo Mágico de Sonora. El restaurante Papillón (Madero, 74), la Casa de los Tesoros (Avenida Obregón, 10, Centro) y La Mansión (Obregón, 2, Centro).

alamos