Una magnífica alternativa para disfrutar del mejor viaje de bodas posible, es tomar como destino uno de los Pueblos Mágicos. Se trata de destinos con hermosos paisajes, construcciones históricas, románticos entornos e infraestructuras hoteleras y restauranteras muy completas. Todas estas cualidades hacen de los Pueblos Mágicos destinos ideales para las Lunas de Miel. Por ejemplo, una estupenda opción para disfrutar de un viaje de bodas maravilloso es Bernal, Pueblo Mágico del estado de Querétaro. Se trata de un lugar lleno de encanto que posee magníficos sitios de hospedaje, románticos restaurantes e impresionantes paisajes de la Peña de Barnal, el tercer monolito más grande del mundo.

Bernal

Fuente de la imagen:  http://pixsta.com/p/nWMNL5Ojhv/