Es un bello valle de vegetación densa y siempre verde, al pie de nobles cerros se encuentra el Pueblo Mágico de Malinalco. Es un espacio encantador, con sus casas de muchos colores y sus calles empedradas.

Desde que los viajeros arriban al lugar, la pureza del entorno silvestre y el apacible entorno, nos sumergen en la reflexión y el descanso. Las calles de esta comunidad del Estado de México están repletas de flores que crecen en las paredes de las construcciones coloniales y de templos novohispanos, que nos llevan a momentos de esplendor en el pasado mexicano.

En Malinalco no te pierdas el cerro de los ídolos, donde se levanta el sitio arqueológico de Malinalco o bien, el convento agustino del siglo XVI que atesora valiosos frescos y que tiene una impresionante fachada estilo medieval.