Considerado como uno de los más importantes en México por su dimensión, (52,238 hectáreas), este sistema de arrecifes está ubicado en las costas del estado de Veracruz.

Una de las características más relevantes del área es el desarrollo de varias especies de corales pétreos que, a su vez, conforman la estructura para el establecimiento de moluscos como almejas y caracoles; gusanos marinos, estrellas de mar, erizos y galletas de mar, entre otros animales, además de una infinidad de plantas entre las que destacan los pastos marinos. También existe un sinnúmero de peces y crustáceos como camarones y langostas.
Un área natural protegida por el Estado que representa, además de una región ecológica muy importante, un magnífico paisaje.