Los Prismas Basálticos son piedras que, de forma natural, adoptaron curiosas y hermosas formas prismáticas lo que los hace únicos en el mundo. Se encuentran a 30 kilómetros de la capital hidalguense, cerca de Santa María Regla. Es uno de los fenómenos más bellos del estado.

Estas columnas geométricas son mundialmente conocidas, pues decoran una impresionante barranca conocida como Alcholoya, lugar en donde las aguas de la presa San Antonio forman cascadas.

El origen de estas formaciones, con una altura aproximada de 30 metros, se remonta al enfriamiento acelerado de lava durante un derrame que hace millones de años se vertió al fondo de la barranca. Al admirarlos, el barón Alexander Von Humboldt quedó tan impresionado por tal belleza, que los dibujó a lápiz en 1803 y hoy se exhiben en un museo de Londres.