Tajín, cuyo nombre significa en lengua totonaca “la ciudad del trueno” es, según los arqueólogos y los especialistas, una ciudad que alcanzó su máximo esplendor en los años 800 y 1200; época en la que fue levantada la mayoría de sus construcciones, de entre las que destaca la popular “Pirámide de los Nichos”, famosa por su decoración basada en vistosas grecas y los aproximadamente 360 nichos que la caracterizan y que inmediatamente le otorgan un carácter tanto solar como calendárico.

|

Ubicada cerca del pueblo mágico de Papantla, en Veracruz, El Tajin mide cerca de 1 kilómetro cuadrado, pero se especula que aún existe una gran parte sin ser descubierta, pues luego de su abandono fue cubierta por frondoso follaje. La primera excavación arqueológica en la zona fue hecha por José García Payón de 1943 a 1963. El Instituto Mexicano de Antropología e Historia (INAH) hizo una restauración del sitio en 1980.

Este lugar, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1992, posee varias pirámides, palacios y diferentes canchas de juego de pelota. Es mundialmente conocida por la diversidad de nichos que se encuentran en sus construcciones y la variedad de formas que estos poseen.