En los inicios del siglo XVI, Tlatlauquitepec estuvo poblado por diminutos grupos olmecas, y luego por grupos de la cultura tolteca. Más adelante, conforme se daba la expansión del imperio azteca, fueron los chichimecas lo que ocuparon el territorio de la actual Tlatlauquitepec. Los chichimecas llegaron allí buscando un espacio libre del yugo mexica. Pocos años después de la caída de Tenochtitlan, en 1524, el señorío de Tlatlauquitepec se rindió al régimen de encomiendas, lo mismo que comunidades como Teziutlán y Hueytlalpan, bajo las órdenes del encomendero Jacinto Portillo.

En el año de 1531 fue construido el convento de Santa María Tlatlauquitepec, perteneciente a la orden de los franciscanos. Este edificio posteriormente se transformó en una casa cural. La participación de los habitantes de Tlatlauquitepec en la Guerra de Independencia, fue muy relevante; los curas del lugar se aliaron con Morelos, llevando consigo varios efectivos, entre los cuales se encontraba José María Fernández del Campo, quien llegó a ser diputado al Congreso de Chilpancingo.

A lo largo de la Guerra de Reforma, este sitio se transformó en un importante cuartel de operaciones para el General Juan Álvarez y por ello, la comunidad cambió su nombre al de Villa de Tornel, como un homenaje al militar José María Tornel Mendívil. Sin embargo, en 1895 esta comunidad del estado de Puebla, al transformarse en cabecera municipal, recuperó su nombre de Tlatlauquitepec.

QUÉ VISITAR EN TLATLAUQUITEPEC PUEBLO MAGICO

No faltan las razones que justifican la reciente declaratoria de Tlatlauquitepec, como Pueblo Mágico de México. De entre los atractivos que ningún visitante de Tlatlauquitepec se debe perder podemos mencionar los siguientes: la Iglesia de la Asunción, la Parroquia de san Pascual, la Parroquia del Corazón de Jesús, que puede hallarse en el barrio de Huaxtla y el mencionado Convento de Santa María Tlatlauquitepec, construido por los franciscanos en el siglo XVI, y que sobresale por su bella arquitectura de estilo románico.

Recomendamos también visitar este municipio del estado de Puebla, en el marco de sus festividades y conmemoraciones más representativas, por tratarse de eventos que nos muestran de primera mano todo lo mágico que tiene este pueblo. En el mes de agosto se celebra la Fiesta Patronal de la Asunción, y para ello se realizan danzas tradicionales, concursos variados y espectáculos de pirotecnia. El 1 y 2 de noviembre, tal y como sucede en prácticamente todo el territorio nacional, en Tlatlauquitepec, se festeja el Día de Muertos. Además, del 13 al 20 de septiembre se desarrolla en este Pueblo Mágico de Puebla, una feria agrícola, industrial, ganadera, comercial y artesanal de gran relevancia en la región. Otra celebración imperdible en Tlatlauquitepec, es la que se efectúa del 11 al 17 de septiembre, para recordar la fundación de la ciudad, en un ambiente de carros alegóricos, desfiles. Danzas, verbena popular y bandas de música regional.

CÓMO LLEGAR A TLATLAUQUITEPEC PUEBLO MAGICO

Tlatlauquitepec se localiza al noreste del estado de Puebla; colinda con los municipios de Zacapoaxtla, Zaragoza, Atempan, Chignautla y Cuetzalan. Para llegar a este Pueblo Mágico se debe utilizar la autopista 129D, que atraviesa el sur del municipio desde la ciudad de Puebla.

INFORMACIÓN RELEVANTE ACERCA DE TLATLAUQUITEPEC PUEBLO MAGICO

Cerca de Tlatlauquitepec tenemos, como sitio de interés para un paseo complementario, la comunidad de Atotocoyan, la cual se levanta a un costado de la presa de Mazatepec. Cerca de este pueblo, puede visitarse un monolito de unas tres toneladas, el cual presenta en su superficie antiguos petroglifos. Además, no lejos de allí tenemos también el sitio arqueológico de Caltepec, mismo que aparece construido sobre una serie de terrazas de 3 kilómetros de largo por 2 de ancho.

ACTIVIDADES A REALIZAR EN TLATLAUQUITEPEC PUEBLO MAGICO

Otros sitios interesantes de Tlatlauquitepec, en especial desde un enfoque ecoturístico son: la Cueva del Cerro Colorado, que mide 60 metros de longitud y en donde se piensa se realizaban antiguos cultos; la Cueva de Tepehican, con una profundidad de 300 metros y en cuyos muros hay petroglifos; la Presa de Mazatepec, en donde se pueden desarrollar diferentes deportes acuáticos y el Centro Vacacional Coatextín, localizado en la carretera Tlatlauquitepec-Mazatepec y que se proyecta como un espacio de diversión y descanso, excelente para pasarla en grande, en compañía de la familia o los amigos.