En el altiplano de Tamaulipas se encuentra el Pueblo Mágico de Tula, su fundación data de 1617 cuando el fraile Juan Bautista de Mollinedo estableció la misión de San Antonio de Tula en las faldas del actual cerro de La Cruz, su origen es previo a la creación del estado de Tamaulipas, lo que la hace la población más antigua de este estado.

Los frailes levantaron un templo de palos y palma que se mantuvo algunas décadas, pero hacia la segunda mitad del siglo XVIII, se inició la construcción del imponente Templo de San Antonio de Padua, patrono de esta ciudad.

Más de 400 edificaciones de los siglos XVIII y XIX, entre templos, casonas, edificios civiles y plazas, integran el panorama de esta ciudad, inclusive, el centro histórico conserva el trazo original de sus calles.

La historia de Tula es por mucho la del pueblo tamaulipeco, porque más allá de los acontecimientos históricos que ha vivido la ciudad, el origen de la entidad tuvo lugar aquí, no es casualidad que la cuera tulteca, prenda típica de Tamaulipas, sea de este lugar.

Qué visitar en Tula

La ciudad de Tula tiene muchos lugares para visitar, además de su monumental parroquia de de San Antonio de Padua se pueden apreciar diversas construcciones históricas como La Capilla de la Loma del panteón viejo, la Casa Minerva actualmente Casa de la Cultura y el Templo del Rosario.

Otra interesante opción es recorrer sus exhaciendas, restos de grandes fortificaciones donde se pueden apreciar detalles de la arquitectura del siglo XIX, una muestra es la antigua Hacienda de Los Charcos con sus enormes muros de adobe y los arcos de cantera, también se pueden visitar La Verdolaga y la de Cerro Gordo.

En los alrededores de Tula se localiza la Laguna de San Isidro, las Grutas Gallitos, la Cueva de Las Ánimas, las Cascadas La Parida y Los Ahogados del Ejido Juan Sarabia y la Pirámide de Cuitzios, la más grande del asentamiento prehispánico de Tammapul, aunque no está abierto al público por completo, porque aún se hacen trabajos de exploración.

Cómo llegar a Tula

La ciudad de Tula se encuentra en la planicie que comunica el Golfo de México con el centro y norte del país. Desde Ciudad Victoria, capital del estado, el recorrido es de unos 145 kilómetros, transitando por la carretera federal 101 con dirección a Ciudad del Maíz, San Luis Potosí, hasta llegar al entronque con la carretera local que conduce a Tula localizada a menos de 2 kilómetros. Otra opción es desde la Ciudad de Tampico, por la carretera federal 80 con dirección a Ciudad Victoria, después se sigue por la carretera federal 81 hasta atravesar la carretera federal 101, se sigue en dirección al poblado de Jaumave y después Tula, el trayecto es de poco más de 350 kilómetros.

Desde Ciudad Victoria y Ciudad Mante varias líneas de transporte de pasajeros cuentan con un servicio regular a Tula, asimismo, desde Ciudad del Maíz y San Luis Potosí.

En avión hay vuelos toda la semana de Ciudad de México a Ciudad Victoria, así como a Tampico. El Aeropuerto Internacional de Ciudad Victoria, General Pedro J. Méndez, cuenta con servicio de taxis y renta de autos.

Información relevante sobre Tula

Las enchiladas tultecas son la comida representativa de este Pueblo Mágico, se preparan en casa o en restaurantes, el dicho popular dice que si vienes a Tula y no pruebas sus enchiladas entonces no conoces Tula. El cabrito adobado es otra comida característica de este pueblo y sus dulces y atoles de maíz y teja son algo digno de saborear.

En el entorno semiárido de Tula hay mezquitales, matorrales, lechuguilla y una gran variedad de cactus como la biznaga, el pitayo y los nopales, sin embargo, su colindancia con la sierra madre oriental ofrece parajes de clima frío en donde abundan pinos y encinos.

Entre sus artesanías destaca la cuera tamaulipeca, la talabartería y la elaboración artesanal de calzado, sin olvidar la cestería, sus trabajos en palma y lechuguilla, así como los bordados.

Actividades a realizar en Tula

Visita a monumentos y sitios históricos, restos de exhaciendas y asentamientos prehispánicos. Caminata por su centro histórico y fotografía de templos coloniales.

Se puede practicar senderismo, montañismo, rapel, pesca y campismo en sus parajes naturales de planicie y montaña.

Fotografía: www.turismotamaulipas.com