Hablar de Michigan no es hacerlo acerca de un lugar en los Estados Unidos, sino acerca de una de las mejores playas del estado de Guerrero. En efecto en una entidad cuyas costas cuentan con abundantes maravillas, destaca este rincón costero bueno, barato y más que bonito, que se perfila como una estupenda opción turística para visitar en compañía de los amigos. La pureza silvestre de Michigan no es un punto en su contra, como podría pensarse en primera instancia: por el contrario, no se hallarán allí grandes centros hoteleros, ni exclusivos antros para bailar. No hay servicio turístico alguno para atender a los visitantes.

Pero eso precisamente es lo que hace tan atrayente esta playa de Guerrero: Michigan nos brinda una experiencia pura y plena del Pacífico Mexicano y su hechizante entorno. Es un paraje costero muy valorado por los viajeros mochileros y los aficionados al turismo alternativo. Hay sencillas palapas y sanitarios, los cuales son atendidos por una sola persona.

Habitualmente esta isla de pequeñas dimensiones, localizada entre un estero de agua dulce y las aguas del Pacífico, es visitada por jóvenes estudiantes en plan vacacional. Por ese motivo no es extraño escuchar en la playa los pegajosos ritmos de la música reggae y observar a muchos aficionados al surfing desafiando el intenso oleaje del lugar. Por el paradisiaco entorno de Michigan también se presta para organizar románticas lunadas bajo la luz de las fogatas.

Cerca del área de palapas se localiza una laguna, la cual es excelente para practicar la natación y disfrutar del apacible ambiente. Para conocer los rincones de mayor belleza en la laguna, basta con solicitarle a algún lanchero de los que recorren la zona. Ese es el mejor modo de admirar a los caimanes y otras especies de fauna que tienen allí su hábitat natural.

Otro de los aspectos importantes con relación a Playa Michigan es que no se requiere de un gran presupuesto para visitarla. Hay quienes gustan de acampar bajo sus enramadas con tan solo pagar una módica cuota. Pero para quienes quieran una alternativa de alojamiento más convencional, les recomendamos quedarse en un centro de hospedaje como el Hotel Princess Acapulco, el cual es tan recomendable como el Tesoro Manzanillo, otro de los mejores hoteles del Pacífico Mexicano.