Xel-Há está ubicado a 111 km. al sur de Cancún, México; su nombre en lengua maya significa “el lugar donde nacen las aguas”. Es un parque natural que puede considerarse una maravilla natural compuesta por un conjunto de caletas, lagunas, cenotes y cuevas de agua cristalina, conjuntando la flora y fauna más hermosas del Caribe mexicano.

Cuenta con una extensión de ochenta y seis hectáreas de las cuales el sesenta por ciento es reserva, una selva baja y un sistema hidrológico denominado caleta donde se mezclan las aguas saladas del mar Caribe con las aguas dulces de los manantiales y ríos subterráneos característicos de la península de Yucatán. La jungla de Xel-Há es el hábitat de más de cien especies de aves y de alrededor de trescientas cincuenta especies de plantas, flores y árboles. En su laguna viven más de noventa y nueve especies marinas. El parque desarrolla actividades que van más allá del descanso y la diversión a través de programas de educación ambiental y de los atractivos y actividades que se realizan, se fomentan las tradiciones culturales y proyectos de protección específica del medio y de animales, flores y plantas.

Definitivamente, un sitio donde el hombre puede mantener una mágica y única experiencia de contacto directo con la naturaleza.