Ubicada en el estado de Morelos, a 38 kilómetros de la ciudad de Cuernavaca, en el municipio de Temixco, se encuentra la zona arqueológica de Xochicalco, “En el lugar de las casa de la flores”.

Considerada la cuarta zona arqueológica más visitada del país, se localiza sobre un conjunto de cerros de baja altura, destacando entre los principales los de La Bodega, La Malinche y Xochicalco; éste último, fue nivelado para construir los edificios más importantes del asentamiento. Las laderas fueron modificadas para permitir la construcción de casas y conformar una sucesión de terrazas que impedía el libre acceso al sitio.

|

El apogeo de este lugar data del periodo histórico llamado “Epiclásico” correspondiente a los años 650 a 900 d.C. De acuerdo con algunos investigadores, Xochicalco surgió tras el abandono de Teotihuacan, por lo que ocupó el poder político de esa época. Se dice que la ciudad de Xochicalco fue planeada y construida sobre un cerro como fortaleza, con fosos, altas terrazas y accesos muy restringidos.

Fue declarada por la UNESCO, en 1999, como patrimonio de la humanidad y dentro de los principales atractivos se encuentra la pirámide de las ¿Serpientes Emplumadas¿. Ciudad que atrae la atención de muchos, no sólo por su riqueza arquitectónica y cultural, sino por el gran misterio del repentino abandono que sufrió.